Postales con sol

Entre autorretrato y autorretrato también fotografío fachadas y juego con el sol. Desde el verano pasado llevo una Fujifilm X-E1 colgada al cuello cuando paseo por Madrid o viajo y así me puedo traer mis propias postales de las ciudades que visito.

El otro día gané con ésta foto que realicé en Lisboa el concurso mensual de @hellocreatividad sobre barrios.

pajarosweb

 

conpajarosweb

La Alfama – Lisboa

pensoexistoweb

Lisboa

princesasweb

Las niñas ya no quieren ser princesas…

Paseos por Madrid.
telefericoweb2 telefericoweb temploweb solwebsolpiruliweb

Por supuesto si queréis que alguna de éstas u otras fotos decoren vuestras paredes, no tenéis más que decírmelo! =)

 

Siempre el sol.

Los que me seguís en instagram sabéis que estoy realmente obsesionada con la luz del sol, a través de las cortinas, las persianas… no puedo dejar de capturar esa luz que intenta entrar y parece que no la dejamos, le ponemos mil barreras.

Tengo especial obsesión con las ventanas de mi casa, sobre todo en verano, porque cae el sol desde las 5 hasta las 8 de la tarde y me permite jugar mucho con la cámara (o el móvil).

Os dejo con unas cuantas instantáneas de instagram (@emiliemelon) y una de mi serie fetiche, que casi nadie entiende, porque creen que las fotos de las ventanas no sirven para nada y yo pienso que habrá gente que no tenga ventanas para mirar fuera y seguro que con mis fotos les hago un pequeño favor para ver el sol a través de las cortinas.

Luces de una tarde de verano

Además, os invito a que conozcáis la obra de la fotógrafa alemana Uta Barth, que me descubrió mi profesora Amaya Hernandez cuando estudiaba en efti y le comenté ésta obsesión que tenía por las ventanas.

Lo que hay detrás.

Muchos ya conocéis ésta foto que realice en las ruinas de Santa Mariña en Cambados el verano del 2012 cuando me hice un roadtrip por Galicia. Pero hoy no vengo a enseñaos ésta foto precisamente, si no, lo que había detrás de la cámara.

Dipico Santa Mariña-Cambados Emilia Picazo

La autora de la otra fotografía es mi madre. Y es que mi madre es mi compañera infatigable de días de fotos. Que quiero perderme por vete tu a saber donde, ella siempre prepara unos bocatas de estos ricos (…de los que sólo le salen a las madres!) coge su neverita portatil con un par de latas de refresco, su cámara compacta (que heredó de mi, por supuesto), carretera y manta y allá que nos vamos.

Y ella mientras se entretiene haciendo fotos por detrás de mí y me las enseña orgullosa a la vez que me dice “mira, no está tan mal, no?!”y también me hace fotos a mi. Así que tengo un álbum extensísimo de fotos mías haciendo fotos.

Y ésta, precisamente, me parece preciosa. La luz que había ese día era mágica. Y seguro que nadie tiene fotos de making of tan bonitas como las que tengo yo. =)