Siempre el sol.

Los que me seguís en instagram sabéis que estoy realmente obsesionada con la luz del sol, a través de las cortinas, las persianas… no puedo dejar de capturar esa luz que intenta entrar y parece que no la dejamos, le ponemos mil barreras.

Tengo especial obsesión con las ventanas de mi casa, sobre todo en verano, porque cae el sol desde las 5 hasta las 8 de la tarde y me permite jugar mucho con la cámara (o el móvil).

Os dejo con unas cuantas instantáneas de instagram (@emiliemelon) y una de mi serie fetiche, que casi nadie entiende, porque creen que las fotos de las ventanas no sirven para nada y yo pienso que habrá gente que no tenga ventanas para mirar fuera y seguro que con mis fotos les hago un pequeño favor para ver el sol a través de las cortinas.

Luces de una tarde de verano

Además, os invito a que conozcáis la obra de la fotógrafa alemana Uta Barth, que me descubrió mi profesora Amaya Hernandez cuando estudiaba en efti y le comenté ésta obsesión que tenía por las ventanas.

Alfredo + Raquel

Como sabéis, me voy abriendo camino poco a poco en la fotografía de bodas, algo que me encanta!
La boda de Alfredo y Raquel, fue especial. Existía tal complicidad entre ellos que hicieron que las fotos resultaran realmente mágicas.
Ellos dos son unos enamorados de Madrid, y ya que la boda se celebraba en plena Gran Vía, no dudaron ni un segundo en pasearse por los sitios más emblemáticos de nuestra preciosa ciudad. Raquel + Alfredo

Alfredo + Raquel